Volvo coge el control total de sus operaciones en China

¿Cómo lo ves esto?

  • Positivo, Volvo decidirá mas sobre su futuro

    Votos: 6 66,7%
  • Es igual, la propiedad sigue siendo del mismo

    Votos: 3 33,3%
  • Puede que en el futuro sea de otro grupo automovilístico

    Votos: 0 0,0%

  • Votantes totales
    9
Ha pasado poco más de una década desde que el fabricante de automóviles chino Geely le compró Volvo a Ford
volvo-cars-geely.jpg

Muchos se mostraron escépticos sobre el acuerdo, creyendo que Volvo podría perder su autonomía y ser absorbido por su nueva empresa matriz. Eso no podría estar más lejos de la verdad. Volvo ha prosperado bajo la propiedad de Geely principalmente porque Geely dejó que Volvo fuera Volvo. Le proporcionó las herramientas, la financiación y los recursos generales para tener éxito y los resultados hablan por sí mismos.

China también se ha convertido en un lugar estratégico importante tanto en la fabricación como en las ventas. El Volvo XC40, por ejemplo, se fabrica allí para el mercado local en lugar de importarlo de Bélgica o Malasia. Y ahora Volvo está tomando un control aún mayor de su futuro.

Se ha firmado un nuevo acuerdo con Geely para adquirir la participación de este último en las empresas conjuntas. El objetivo final es que Volvo asuma la propiedad total de sus dos plantas de producción en Chengdu y Daqing, y de su centro de operaciones de I + D y ventas en Shanghai. China también es el mercado más grande de Volvo, que continúa creciendo a un ritmo rápido. En la primera mitad de este año, las ventas aumentaron casi un 45 por ciento en comparación con el mismo período en 2020, y un 40,1 por ciento en comparación con 2019.

"Con este acuerdo, Volvo Cars se convertirá en el primer fabricante de automóviles importante no chino con control total sobre sus operaciones chinas", dijo el CEO de Volvo, Hakan Samuelsson.

Antes de este acuerdo, Volvo ya tenía una participación del 50% en sus empresas conjuntas con Geely. El cambio se llevará a cabo en dos pasos, a partir de 2022, cuando se eliminará el requisito de empresa conjunta para la fabricación de automóviles en China y se espera que se complete formalmente en 2023. Las transacciones están actualmente pendientes de aprobaciones regulatorias.

vía Volvo Cars
 

Comentarios